Una vida de lujo

Hoy hay millones de personas que estarían dispuestos a pagar el precio que sea por el máximo lujo de nuestra contemporaneidad, el silencio, la tranquilidad.

Existimos en una sociedad en constante movimiento donde cada vez estas anteriores cualidades de vida se dispersan por los que hacerse diarios de cada ser humano, estamos agobiados por el trabajo, el estrés y la velocidad en que nuestra sociedad cambia; anhelamos el descanso, soñamos unas vacaciones en la playa y es precisamente cuando nos damos cuenta de cuanto tiempo estamos invirtiendo en algo que nos hace intranquilos.

Generalmente esta intranquilidad nos la da un trabajo que no queremos, una tarea a la que estamos obligados cumplir y es por ello que nos estrellamos, porque nada nos funciona o porque simplemente tenemos unos sueños que no podemos realizar.

Espacios tranquilos donde el único ruido es el cantar de los pájaros son lugares soñados y ahora de lujo donde una estadía o una simple vivienda podría costar millones o miles de millones pero este es el precio que debemos pagar por agobiarnos en un mundo que no para y no va a parar.

La recomendación es simple y clave, sigue tus sueños, no pierdas el tiempo y pon como prioridades eso por lo que estás dispuesto a luchar, esa visión que te inspira a hacer las cosas, cambia paradigmas, regala sonrisas, pero sobre todo cuida tu ser y sigue tu visión.

Tal vez mi vida se resume en algo simple como este encabezado: El emprender de un soñador creativo. Youtuber & Blogger, las sonrisas definen mi vida.